Fertilab
         
 

SÍNTOMAS DEL EMBARAZO

Siento cansancio, insomnio y cambios de humor
¿Hasta cuándo me van a crecer los pechos?
¿Cómo controlo los mareos, las náuseas y vómitos?
Tengo acidez, mala digestión y exceso de salivación
¿Cómo controlo el extreñimiento y las hemorroides?
Tengo dificultad para respirar y taquicardia

 

Tengo congestión nasal y sangro por la nariz y encías
Siento dolor en vajo vientre y la barriga se pone dura
Tengo muchos síntomas urinarios
¿Cómo controlo los calambres y las várices?
¿Qué cambios voy a tener en la piel, uñas y el cabello?
¿Qué otros síntomas voy a sentir?
 
 


¿CÓMO CONTROLO LOS MAREOS, LAS NÁUSEAS Y VÓMITOS?                                                   

         

Mareos

 
Mareos, nauseas
y vómitos
Los mareos representan un síntoma del embarazo, que aparece con más frecuencia en las mañanas, pero que puede estar presente durante todo el día. Se puede presentar en conjunto con náuseas y vómitos, en un tercio a la mitad de la mujeres. Los mareos al comienzo de la gestación están relacionados con el aumento de las hormonas placentarias.

Suelen desaparecer el segundo trimestre, pero pueden reaparecer al final de la gestación, por la presión del útero sobre la arteria aorta, que disminuye el suministro de sangre al corazón y cerebro. Se soluciona fácilmente acostándose con las piernas en alto y sobre el lado izquierdo. El algunos casos, es necesario el uso de medicamento que le indicará el médico en la consulta.

Afortunadamente, los mareos raravez obstaculizan la nutrición apropiada lo suficiente como para causar algún daño al feto en desarrollo.

Nauseas y vómitos

Cuando los vómitos son frecuentes, la gestante disminuye la ingesta de nutrientes y puede perder peso. Esto no la debe preocupar porque nunca es tan severo como para afectar la nutrición apropiada para el feto en desarrollo. En la mayoría de las embarazadas, los vómitos son ocasionales y fáciles de controlar, pero cuando se vuelven intensos y difíciles de controlar se dice que la paciente tiene hiperémesis gravídica.

En la mayoría de los casos se puede controlar con medicación pero, en algunos casos, suelen ser rebeldes al tratamiento ambulatorio y requieren hospitalización para administración endovenosa de fluidos, para corregir las pérdidas, y antieméticos endovenosos para detener los vómitos.

 
Embarazada
Independiente de la intensidad como se presenten los vómitos suelen desaparecer espontáneamente a inicios del segundo trimestre. Si los vómitos se prolongan más allá de la semana 16 de gestación, es preferible pedir una consulta con un gastroenterólogo porque es posible que el problema ya esté relacionado con el embarazo y que haya una causa orgánica oculta como reflujo gastroesofágico, con o sin hernia hiatal.

Entre las teorías que tratan de explicarlo se encuentran los cambios hormonales del embarazo, el rápido estiramiento de los músculos uterinos, la relajación relativa de los músculos del tracto digestivo, que hace que la digestión sea menos eficaz, y el aumento en la cantidad de ácido en el estómago, provocado por la ausencia de comida o por la ingestión de alimentos de difícil digestión.

Sin embargo, estas razones no pueden explicar, por si solas, los mareos náuseas y vómitos que se presentan durante el embarazo, por lo que se cree que el aspecto emocional juega un papel muy importante. 

A pesar que no existe un tratamiento específico, hay una serie de medidas que van a aliviar los síntomas y cada mujer deberá comprobar cual de ellas es la más efectiva:

  • Seguir una dieta rica en proteínas y carbohidratos.
  • Tomar mucho líquido, sobre todo si se pierde líquido durante el vómito o, en su defecto, alimentos sólidos pero con abundante contenido de agua, como patilla, melón, lechugas, cítricos, etc.
  • Tomar el suplemento vitamínico preferiblemente antes de acostarse, que es el momento en el que hay menos náuseas. Se puede indicar vitamina B6,en forma oral o intramuscular, lo cual suele mejorar los síntomas náuseas. Si existe relación entre la ingesta de vitaminas o hierro y la aparición de los vómitos, es preferible suspenderlos hasta que haya cedido el problema después del primer trimestre.
  • Evitar la vista, el olor y sabor de los alimentos que provocan los síntomas. La mujer embarazada que tiene náuseas debe comer lo que le provoque. Si se esfuerza en comer lo que no le provoca tendrá más náuseas y se creará un círculo vicioso.
  • Comer varias veces al día, así no tenga hambre. El objetivo es evitar que la mujer tenga el estómago vacío porque aumenta los ácidos estomacales que actúan sobre el revestimiento del estómago y favorecen la aparición de náuseas y vómitos. Es recomendable que consuma tres comidas ligeras, sin necesidad de que sean copiosas y tres meriendas livianas entre comidas, que pueden ser con frutas o galletas de cereal.
  • Para evitar las náuseas matutinas, es recomendable ingerir nutrientes ricos en proteínas o hidratos de carbono complejo, como un vaso de leche y una pequeña lonja de pan, antes de acostarse. Y, por la mañana, veinte minutos antes de levantarse de la cama, comer algo rico en hidratos de carbono, como galletas de trigo, galletas de arroz o un puñado de pasas.
  • Dormir y descansar un poco más, porque la fatiga física y emocional favorece la aparición de los síntomas.
  • Consultar con el odontólogo para que le recomiende una pasta dental o un enjuague bucal que no aumente las náuseas y sirva para limpiar la boca después de haber vomitado.
  • Se ha señalado que el uso de bandas de presión sobre las muñecas, actuan sobre centros de acupuntura y pueden disminuir las nauseas y vómitos. Tienen la ventaja que no producen efectos secundarios contra el feto ni la madre.
  • El jengibre es una de las especies que más ayuda al mareo, por lo que la ingesta de galletas o comidas preparadas con jengibre puede ser de gran utilidad. Inclusive el solo olor de esta especie puede ayudar a mejorar las nauseas.  
  • Consultar a su médico para que le indique tratamiento contra nauseas y vómitos que se pueda utilizar durante el embarazo y no produzca efectos secundarios.
  • Tratar de disminuir el estrés, tanto en el trabajo como en la casa.
 

 

<< anterior - ¿Hasta cuándo me van a crecer los pechos?

siguiente >> - Tengo acidez, mala digestión y exceso de salivación

 

 

Copyright © 2005 FUNDAFER - Derechos reservados. Última actualización junio 2008.
Condiciones de uso Términos legales Políticas de privacidad