Fertilab
         
PROBLEMAS DE LA MUJER
 


Problemas de la vulva
Problemas de la vagina
Problemas del cuello uterino
Problemas del útero
Problemas de las trompas
Problemas de los ovarios
Endometriosis

  PROBLEMAS DE LA VULVA
La vulva y otras estructuras vestibulares
¿Cuáles son las causas comunes de prurito vulvar?
¿Cómo son los quistes vulvares y las manchas?
¿Cuáles son las lesiones no infecciosas de la vulva?
¿Cuáles son las lesiones infecciosas de la vulva?
¿Cuáles son los tipos de cancer vulvar?
 
 


¿CUÁLES SON LAS CAUSAS COMUNES DE PRURITO VULVAR?


 
Prurito vulvar
El prurito vulvar es una picazón o irritación molesta en el área circundante de la vulva y vagina. Este prurito puede ocasionar un deseo de rascarse el área afectada y el propio rascado deja lesiones que pican más, pudiendo cronificar el proceso.

Tanto el dolor como el prurito, son el resultado de la activación de los terminales nerviosos en la epidermis de toda la red nerviosa y se desconoce el mecanismo por el cual el rascado alivia el prurito. Sin embargo, el rascado puede aumentar la sensación de prurito, creando un círculo vicioso picor-rascado-picor.

Los trastornos vulvares son comunes, a menudo en forma crónica y puede interferir significativamente la función sexual y la sensación de bienestar de la mujer. El más común presentar síntomas de trastornos vulvar son prurito y dolor, con o sin cambios visibles.

Vulvodínea se define como quemazón, ardor, crudeza, o dolor. Las  condiciones agudas a menudo está asociada con prurito vulvar, y puedes ser infecciosas, dermatitis de contacto y dermatitis alérgicas.

En las mujeres postmenopáusicas se da más frecuentemente la vulvodínea y estas pacientes consultan por molestias vulvares crónicas. Al examen vulvar se observa una vulva normal, con atrofia de la epidermis esperada por el déficit hormonal, pero esto se acompaña de prurito vulvar. Para el tratamiento se utilizan antidepresivos tricíclicos.

ESTADÍSTICAS

 
Estadisticas
En los ancianos, el prurito es una de las molestias más frecuentemente observadas, estimándose una incidencia del 10 al 50%, debido a la sequedad de piel. La edad de las mujeres que desarrollan el cáncer vulvar, casi 85 por ciento tienen más de 50 años, y la mitad tienen más de 70 años.

En 2005 en Estados Unidos el cáncer de vagina solo representó entre el 1 y el 2 por ciento de todos los cánceres ginecológicos. El cáncer de vulva representa aproximadamente el 5 por ciento de todos los cánceres ginecológicos.

Cerca del 90 por ciento de los cánceres vulvares son carcinomas de células escamosas. El melanoma es el segundo tipo más común de cáncer vulvar que generalmente afecta los labios menores o el clítoris.

CAUSAS COMUNES DE LA COMEZÓN VULVAR

Vulvitis alergica
Dermatitis de contacto,
existen dos tipos de dermatitis vulvar de contacto:

  • Irritante, productos como los jabones, detergentes, duchas vaginales y los productos de baño perfumados pueden causar irritación local. El tratamiento consiste en evitar estos productos y mantener el área vulvar limpia y seca con una buena higiene genital.
  • Alérgica, se puede desarrollar una reacción alérgica en la piel provocada por condones de látex, esmalte de uñas, perfumes, toallitas para bebé, papel higiénico perfumado. Hay ciertos medicamentos que también pueden provocar alérgia, estas incluyen anestésicos, antibacterianos, antimicóticos, corticosteroides, ácido tricloroacético, etc.
Vulvovaginitis
Vulvovaginitis, es la inflamación de la región genital femenina: vulva, vagina y cuello uterino. Es muy frecuente, presentándose hasta en el 25% de las mujeres que acuden a la consulta por un problema ginecológico.

Suele presentarse como un aumento de la secreción vaginal, sensación de picor en la región genital, escozor y dolor al orinar o en las relaciones sexuales.

La mitad de los casos se deben a una infección, con frecuencia de transmisión sexual que puede ser causada por una infección producida por cándida, tricomona, herpes, gonococo, clamidias, molusco contagioso, sarna, ladillas, etc.

En otros casos, pueden estar producidas por reacciones alérgicas (espermicidas, ropa interior, productos de higiene íntima...); o por cambios hormonales como los que ocurren en la menopausia, donde la falta de estrogenos producen atrofia de la mucosa vaginal y sequedad vaginal, prurito, dolor al orinar y molestias en las relaciones sexuales.

El tratamiento depende de la causa, en caso de agentes infecciosos, hongos o bacterias, se tratan con antifúngicos o antibióticos. En casos de alergias, se tratan con corticoides locales y antihistamínicos. Las debidas a alteraciones hormonales por la menopausia se puede mejorar con tratamiento hormonal e hidratante local.

Crónica causas de prurito vulvar, incluyen dermatosis atópica y dermatitis de contacto, liquen escleroso, liquen plano, liquen simple crónico, psoriasis, atrofia genital por la menopausia senil, etc. Las neoplasias también en puedes ser causa de dermatitis como el cáncer vulvar, melanoma y la enfermedad de Paget.

Menopausia, al llegar a esta etapa los ovarios dejan de funcionar y como resultado de esto el cuerpo produce menos estrógeno. Sin estrógeno, la piel del área genital se adelgaza y las mujeres pueden sentir más resequedad lo cual favorece el prurito vulvar. Existen cremas vaginales a base de estrógeno o lubricantes que el médico puede recetar puede reducir la comezón y resequedad.

Estres, puede incrementar el prurito vaginal y hace que la mucosa se altera por el rascado, haciendo a la mujer más susceptible a las infecciones.

Otras causas, presencia de parásitos en heces (prurito anal), contagios entre sí en caso de infecciones de transmisión sexual, etc.

MANTENIMIENTO DEL AREA GENITAL

  •  
    Área genital
    El área genital se debe mantener limpia, lavando el área por lo menos una vez al día. 
  • Lave muy bien el área con agua y jabón no perfumado, para quitar cualquier irritante,
  • Debe lavar el área de adelante hacia atrás (desde la vagina hasta el ano), después de orinar o defecar.
  • Mantenga el área seca y use ropa interior de algodón evitando la ropa interior fabricada con materiales sintéticos.
  • Evite rascarse el área afectada, ya que esto sólo empeora el problema.
  • No use duchas vaginales ni productos de higiene femenina.
  • Cambiarse la ropa húmeda, especialmente trajes de baño o ropa para hacer ejercicio, tan pronto como sea posible.
  • El baño de asiento ayudará a calmar la piel irritada. Tome un baño de tina por 10-15 minutos en agua caliente o aplique una toalla húmeda.
  • Aplique una pequeña cantidad de ungüento o crema para ayudar a sellar la humedad. Existe una variedad de medicamentos sin receta médica para el tratamiento de las infecciones vaginales producidas por hongos, tricomonas, etc.
  • Es útil el comer yogures con lactobacillus, sobre todo cuando se está en tratamiento con antibióticos
  • Posponer la actividad sexual hasta que los síntomas mejoren o utilizar al menos un lubricante durante las relaciones sexuales.

DIAGNOSTICO

 
Diagnóstico
En los diagnósticos posibles asociados todos con prurito vulvar, se debe hacer hincapié en la consulta temprana para el diagnóstico precoz y tratamiento adecuado:

  • Cultivo y examen microscópico del flujo vaginal.
  • Citología vaginal.
  • Biopsias de piel del área vulvar.

TRATAMIENTO

Dado que el prurito es un síntoma debe buscar la causa: orgánica, psíquica o mixta. Una vez de desaparece la enfermedad subyacente y el prurito también desaparecerá. El tratamiento también debe ir encaminado a eliminar las posibles alteraciones de la integridad de la piel y la obtención de un cierto confort.

El tratamiento del prurito puede ser por las siguientes condiciones:

  • Educación del paciente y eliminación o minimización de los factores causales.
  • Antibióticos para infecciones vaginales bacterianas, incluyendo infecciones de transmisión sexual.
  • Medicamentos antimicóticos.
  • Antihistamínicos para el alivio durante la noche.
  • Ungüentos que contengan hormonas.
  • Cremas o lociones esteroides para reducir la inflamación
  • Tratamientos sistémicos.
  • Dada la naturaleza subjetiva de prurito, la eficacia de puede quedar modificada por factores psicológicos

PREVENCIÓN

 
Uso de condones

Dado que algunas de las causas de infección genital pueden ser infecciones de transmisión sexual, es importante utilizar preservativo en las relaciones sexuales.

El uso de ropa holgada, adecuadamente absorbente además de una higiene apropiada con jabón neutro puede prevenir muchos casos de vulvovaginitis.

Es importante recordar que el lavado frecuente y exhaustivo de la región genital no hace más que resecar la piel, irritarla y predisponer a infecciones o empeorar las ya existentes. El uso de cremas o unguentos deben ser aplicados en una capa muy delgada y 2 a 3 veces al día.

 

 

<< anterior - La vulva y otras estructuras vestibulares

siguiente >> - ¿Cómo son los quistes vulvares
y las manchas?

 

 

Copyright © 2005 FUNDAFER - Derechos reservados. Última actualización junio 2008.
Condiciones de uso Términos legales Políticas de privacidad