Fertilab
         
  VIRUS PAPILOMA HUMANO

¿Qué es el virus papiloma humano (VPH)?

¿Cuáles son los síntomas de la infección por VPH?
¿Cómo se hace el diagnóstico y tratamiento del VPH?
Diagnóstico diferencial
 

¿Cuáles son las complicaciones de la infección por VPH?
Factores que favorecen el cáncer y prevención
¿Existe una vacuna para el VPH?
Recomendaciones generales
 
 



¿CÓMO SE HACE EL DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DEL VPH ?

 

Para muchas personas con VPH, no hay síntomas obvios de la infección y no hay ninguna prueba de sangre que confirme el diagnóstico de VPH. Si están presentes las verrugas, se puede diagnosticar VPH por su apariencia característica aunque hay que diferenciarlas de los condilomas planos de la sífilis.

Durante el examen ginecológico se practica una citología o Papanicolaou, en honor al médico que la describió, la cual permite observar al microscopio células tomadas del cuello del útero y del fondo de la vagina para detectar si son normales, anormales, o presentan cambios que indiquen la existencia de lesiones benignas o malignas de cuello uterino. También permite diagnosticar la presencia de infecciones y la fase hormonal en la cuál se encuentra la paciente.

Citología cérvico-vaginal

 

Citología cérvico-vaginal 1) Introducción del aplicador. 2) Raspado del cuello. 3) Fijación de la lámina para estudio microscópico.

La citología permite el diagnostico bastante preciso de VPH cuando se observan células coilocíticas, cuyas características morfológicas se consideran típicas de la infección. Los coilocitos son células superficiales o intermedias con un gran espacio vacío irregular rodeando completamente el núcleo.

Células coilocíticas en la citología

 

También se puede usar el colposcopio (un instrumento como un microscopio) para buscar verrugas en el cervix o la vagina. Las imágenes colposcópicas del cuello son bastante típicas de lesiones por VPH por su aspecto verrugoso o por adquirir un color dorado cuando se pone en contacto con una Solución de Lugol.

Lesiones de VPH en cuello uterino

 

Lesiones verrugosas en cuello uterino

El virus del VPH no tiene tratamiento, lo único que se puede hacer es tratar las lesiones que produce el virus que pueden evolucionar a cáncer. El tratamiento se puede hacer con productos químicos locales que, por lo general, requieren de varias sesiones de tratamiento. También se pueden remover las verrugas mediante cirugía, láser, electrocoagulación (electricidad) o criocoagulación (congelación). Las lesiones premalignas o malignas del cuello uterino, deben tener una biopsia previa que permita decidir el tratamiento posterior dependiendo del tipo histológico.

  • Lesión de bajo grado de malignidad (displasias leves o NIC I): láser, criocoagulación o electrocoagulación. En estos casos se puede destruir la lesión sin necesidad de enviar el tejido para estudio anatomopatológico.
  • Lesión de alto grado de malignidad (displasias severas o NIC II o III): conización en frío (cirugía) o con asa de Leep (electrocirugía). En este caso la muestra se envía para estudio anatomopatológico.
  • Cáncer de cuello uterino: se trata dependiendo del estadio del tumor.
En la sección CIENTÍFICO – PROCEDIMIENTOS – CRIOELECTROCOAGLACIÓN de esta página Web se puede ver el tratamiento de las lesiones VPH de cuello uterino

 

 
 

      

 

 

 

 

 

 

 

<< anterior - ¿Cuáles son los síntomas de la infección por VPH?

siguiente >> - Diagnóstico diferencial

 

 

Copyright © 2005 FUNDAFER - Derechos reservados. Última actualización mayo 2006.
Condiciones de uso Términos legales Políticas de privacidad