Fertilab
 
 

ÚTERO

¿Qué es la citología?
¿Qué problemas detecta la citología?
¿Cómo se tratan los problemas del cuello uterino?
¿Qué son los pólipos?
¿Qué es la hiperplasia de endometrio
¿Qué son los fibromas?

 



¿Por qué salen los fibromas?
¿Cuál es la localización de los fibromas?
¿Cuáles son los síntomas de los fibromas?
¿Cómo se hace el diagnóstico de fibromas?
¿Cómo es el tratamiento de los fibromas?
¿Cuáles son las anomalías congénitas del útero?

 


¿POR QUÉ SALEN LOS FIBROMAS?

 

 

Los fibromas son tumores que se desarrollan en el útero en el curso de la vida reproductiva de la mujer. El útero responde a las hormonas producidas por el ovario, por eso es casi imposible que este tumor se presente antes de la primera regla.

A medida que los ovarios producen hormonas en el ciclo menstrual, estas actúan sobre el músculo uterino favoreciendo el crecimiento de los fibromas, sobre todo si existen factores genéticos asociados y otros factores

Los embarazos actúan como una “vacuna” contra los fibromas, pareciera que durante el embarazo, el útero se toma unas “vacaciones hormonales” del estímulo continuo de las hormonas del ovario.

Si ocurren varios embarazos, el útero se toma “varias vacaciones” y no se desarrollan los fibromas o si se desarrollan, por factores genéticos, no alcanzan gran tamaño y no producen síntomas.

Al final de la vida reproductiva, los ovarios dejan de producir hormonas y no se producen nuevos fibromas, ni se estimula el crecimiento de los que se habían formado.

 

Cuando la mujer no ha tenido hijos, el útero ha estado sometido de una manera continúa al estímulo hormonal de las hormonas ováricas y eso favorece el crecimiento de los  fibromas.

 

Fibroma submucoso

Aunque las hormonas placentarias pueden estimular el crecimiento de los fibromas que ya existen, están no son capaces de ocasionar la formación de nuevos fibromas. 

 

 

¿CUÁL ES LA LOCALIZACIÓN DE LOS FIBROMAS?

 

Los fibromas pueden estar localizados dentro del útero (submucosos), en medio de la musculatura uterina (intramurales) y en la parte externa (subserosos). También pueden estar en lo ligamentos que sostienen el útero (intraligamentarios).

Submucosos. Los fibromas submucosos están localizados dentro de la cavidad del útero. No suelen alcanzar gran tamaño aunque producen sangrado vaginal abundante aún siendo de tamaño pequeño. Como están en el interior del útero y todas las estructuras huecas del cuerpo humano están diseñadas para expulsar su contenido, el útero se contrae para tratar de expulsar el fibroma. Con el  tiempo el pedículo que alarga y los fibromas pueden sobresalir el cuello del útero y llegar a la vagina. 

Intramurales. Los fibromas intramurales son los que están en el espesor del músculo uterino. Si están cerca de la cavidad uterina y se proyectan hacia la cavidad, pueden producir sangrado menstrual abundante, aún siendo de tamaño pequeño. Mientras más lejos se encuentren de la cavidad uterina, menor será la posibilidad de sangrado abundante, aún siendo de tamaño grande. Si los fibromas intramurales son numerosos el útero pierde su capacidad de contraerse, aumentando la posibilidad de reglas abundantes.

Subserosos. Los fibromas subserosos pueden ser numerosos y alcanzar gran tamaño sin producir sangrado abundante. Los síntomas sueles ser debidos a la compresión de estructuras vecinas cuando alcanza grandes dimensiones. Es común la disminución de la capacidad de la vejiga, salida de orina al esfuerzo, etc.

Intraligamentarios. Son fibromas que se desarrollan en los ligamentos que sostienen el útero. En general, se comportan igual que los subserosos, en el sentido de que no producen sangrado excesivo y los síntomas están relacionados a la compresión que ocasionan cuando alcanzan gran tamaño.

 

Localizaciones posibles de los fibromas

 

 

 

<< anterior - ¿Qué son los fibromas?

siguiente >> - ¿Cuáles son los síntomas de los fibromas?

 

Copyright © 2005 FUNDAFER - Derechos reservados. Última actualización agosto 2005.
Condiciones de uso Términos legales Políticas de privacidad