Fertilab

 

SECCIÓN 5 - Patología del parto y puerperio

CAPÍTULO 38 - DISTOCIAS POR ANOMALÍAS DEL CANAL DEL PARTO

Por: Juan Aller / Gustavo Pagés

 

 

Para que ocurra el parto es necesaria la integridad del canal del parto. Las alteraciones de la pelvis ósea son las que con más frecuencia ocasionan distocia. La distocia puede ocurrir en pelvis con morfología normal donde puede haber problemas cuando los diámetros menores de la pelvis son reducidos. Esto se conoce con el nombre de estrechez pélvica que es diferente a la desproporción céfalo-pélvica, en el que los diámetros son normales pero el feto es voluminoso. La distocia en pelvis con morfología anormal son menos frecuentes y puede ocurrir como consecuencia de anomalías de columna, extremidades inferiores y propias de la pelvis.

La distocia por anomalías de la parte blanda puede ocurrir por problemas de útero, cuello, vagina y vulva.Las distocias por problemas de útero pueden ser por malformaciones congénitas, malposiciones uterinas, prolapso y tumores, de los cuales el más frecuente es el fibroma. La mayoría de estos casos producen distocia porque favorecen las presentaciones viciosas.

La distocia cervical puede ser primaria o secundaria. La primaria ocurre por enfermedades o lesiones del cuello, mientras que en la secundaria no existe el antecedente anterior.

 

 

Las lesiones vaginales pueden ser por problemas congénitos, cirugía vaginal previa y tumores. Las lesiones vulvares capaces de producir distocia son el edema por tactos repetidos o expulsión prolongada, las lesiones infecciosas y los tumores.

 

Si desea descargar gratis este capítulo completo
en pdf regístrese aquí y luego regrese a esta sección
y haga clic aquí

 

 

SECCIÓN 4 - Medicina materno fetal

CAPÍTULO 39 - SUFRIMIENTO FETAL

Por: David Martín-Del Campo / Gustavo Pagés

 

 

El Sufrimiento Fetal (SF) es un estado en que la fisiología del feto se encuentra tan alterada que es probable su muerte o la aparición de lesiones permanentes en un lapso relativamente breve. El diagnóstico se hace sobre la base de la historia clínica y las características de la frecuencia cardíaca fetal (FCF).

Hay que sospechar la pérdida del bienestar fetal durante el trabajo de parto al encontrar las siguientes características en los patrones de la FCF: disminución marcada de la variabilidad latido a latido, desviaciones de la FCF de la línea basal como desaceleraciones tardías y patrones sinusoidales. Desgraciadamente, estos patrones anormales carecen de especificidad diagnóstica porque la pérdida del bienestar fetal se confirma sólo en el 50% de los casos.

 

 

 

 

 

La monitorización electrónica de la FCF en forma continua y la auscultación intermitente, siempre que se cumpla una relación 1/1 entre el observador y la paciente, ofrecen la mejor información disponible sobre el estado del feto durante el trabajo de parto.El médico que atiende las pacientes en trabajo de parto, independiente de que el riesgo de asfixia perinatal sea alto o bajo, debe decidir las circunstancias que requieran un monitoreo.

El manejo de las alteraciones de la FCF durante el trabajo de parto se basa en el conocimiento de la etiología y en el uso de medidas generales que favorecen la oxigenación fetal y la perfusión útero-placentaria. La amnioinfusión es un método sencillo, seguro y eficaz que permite, en aquellos casos de oligoamnios y de líquido amniótico meconial, mejorar el hábitat materno-fetal de manera de poder continuar con el trabajo de parto porque elimina o mejora la aparición de desaceleraciones variables y la posible aspiración de meconio. La cesárea de emergencia debe ser considerada en casos de SF severo.

 

Si desea descargar gratis este capítulo completo
en pdf regístrese aquí y luego regrese a esta sección
y haga clic aquí

 

<< anterior - Capítulos 36 y 37

siguiente >> - Capítulo 40

 

 

 

Copyright © 2005 FUNDAFER - Derechos reservados. Última actualización junio 2008.
Condiciones de uso Términos legales Políticas de privacidad